Publicado el

Esto no son matemáticas…

Hoy en día, cada vez más en el deporte, nos parece tener controlados la mayoría de parámetros que pueden influir en el rendimiento de cualquier deportista. Baste decir que un deporte como el fútbol, cuyo componente técnico parece ser más determinante que el físico, haya incorporado de manera masiva el uso de unos chalecos que controlan un sinfín de datos para analizar y hacer mejorar al jugador.

Estos chalecos, llevan un gps incorporado con el que medir la distancia recorrida, intensidad, sprints realizados, aceleraciones, cambios de ritmo y dirección, impactos… llegando a avisar incluso del posible peligro de lesión de un jugador. Además, algunos modelos registran la frecuencia cardíaca con todas las posibilidades que esto puede ofrecer.

En el ciclismo, desde la aparición de los potenciómetros, junto con el uso generalizado de los medidores de frecuencia cardíaca, podemos comprobar cómo hoy en día, incluso en plena competición, algunos ciclistas no paran de mirar al reloj para buscar la respuesta que les diga si deben apretar o deben aflojar el ritmo.

No cabe la menor duda de que esto ha sido un gran avance y nos ha servido a los preparadores y entrenadores para tener muchos más datos objetivos con los que controlar y ayudar al deportista a obtener el mejor rendimiento en las fechas y objetivos que hayamos elegido. Pero si de algo podemos estar seguros, es que el componente emocional (o de sentimiento) siempre será un factor determinante en cualquier deportista.

No vale solo con ejecutar entrenamientos. La diferencia siempre la marca la actitud del deportista ante dichos entrenamientos, el compromiso que tiene. Hay que tener en cuenta que los mismos entrenamientos pueden influir de manera diferente no ya en distintas personas sino en la misma persona en distintos momentos, según sea su estado anímico y motivacional.

El gran deportista, que lleva muchos años ganando y todavía se exige un poco más, bien sabe de esto. La motivación y determinación que tiene hacia el trabajo a realizar para conseguir sus objetivos es máxima y por tanto no depende de si hace frío o calor, si sus sensaciones son mejores o peores…siempre mantendrá una actitud positiva para magnificar la capacidad de mejora gracias a los entrenamientos que haga.

Cualquiera que quiera sacar lo mejor de uno mismo, debe ser consciente de esa actitud y determinación intrínseca. Y luego, debe buscarse un buen preparador que le guíe y oriente con el entrenamiento, descanso, alimentación…y que le haga mejorar, si cabe, esa manera de enfocar la vida.

Un comentario en “Esto no son matemáticas…

  1. I was just seeking this info for some time. After six hours of continuous Googleing, at last I got it in your web site. I wonder what is the lack of Google strategy that don’t rank this kind of informative websites in top of the list. Generally the top sites are full of garbage. bcekaedagegd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *